En donde el pueblo acaba

Cuentan que  no hace muchos años, hubo un zapatero remendón que aprovechaba la sombra de una gran acacia para colocar su tenderete allí y arreglar los zapatos de los que iban y venían a la estación, lo apodaban “el duro”.

zapatero_remendonLa acacia se encontraba en lo que hoy conocemos como Plaza del Arenal.

A finales del S XIX, el pueblo se acababa antes de llegar a la estación, los últimos edificios más destacables que se encontraban eran el molino de Alonsito (a la altura de donde hoy se encuentra Maphre), y el edificio de dos plantas del “Café del Burujito” más tarde bar “La Fifa” al otro lado.

Más allá, se extendía  una polvorienta esplanada atravesada por un camino de unos tres metros de ancho en dirección hacia las vias del tren, el lugar era frecuentado por el ganado de los vecinos que iba a pastar y las ratas merodeaban entre los montones de basura que la gente arrojaba.

Sería Federico Caro, médico y alcalde de la villa, el que adecentara el lugar mandando plantar árboles y construyendo  un paseo.  -Quiero que dispongan cuatro quioscos de forja de hierro en cada extremo, que se coloquen  sillas y veladores en torno a ellos para que los vecinos tengan un lugar en donde solazarse y esperar a los viajeros-

Después llegaron otros alcaldes que  cambiaron el nombre y la fisonomía de esta plaza.

Foto de:Rafael Gómez Álamo

Foto de:Rafael Gómez Álamo

En 1979 recupera su nombre popular “Plaza del Arenal”.

Se ha escrito mucho sobre este lugar y también podemos encontrar excelentes albumes de fotos tanto de imágenes antiguas como  actuales.

"Tablao de la música"

“Tablao de la música”

Si queréis conocer más, estas son mis recomendaciones:

  • El Arenal y la Estación de ferrocarril/ Manuel Fernández Vargas en Revista de feria de 1980
  • Calles, Plazas, campo…Dos Hermanas/Pedro Sánchez Núñez
  • doshermanasayeryhoy.blogspot.com
  • harinadearrozdecolores.blogspot.com
Anuncios