Una corona de oro

En el año 1973 contaba  Dos Hermanas con 40.590 habitantes que se dedicaban mayormente al sector industrial.

La industria de la aceituna de mesa continuaba en alza y una parte de lo que se dió en llamar Polo de Desarro de Sevilla se ubicaba en nuestro término municipal lo que propició el establecimiento de nuevas actividades industriales y la llegada de familias de otras zonas cercanas: Sevilla, Cádiz, Huelva a la búsqueda de empleo.

Bajo el plan comarcal de urbanismo, el ayuntamiento había programado la construcción del Polígono Residencial “Los Montecillos” con casi 2000 viviendas y también  el que se denominó de La Hacienda Grande de Quinto que contemplaba la construcción de 17.000 viviendas en lo que hoy es Montequinto.

El 23 de junio de 1973 tuvo lugar la coronación canónica de la Virgen de Valme, según el enviado especial del diario ABC, “las campanas de la iglesia parroquial de Stª Mª Magdalena se estremecieron jubilosas. Voltearon con gozo, vibraron unánimes y voltearon a torrente sus cataratas de bronces sonoros” .

                        VALME 40 AÑOS

El gentío se estacionó ante la Iglesia, sobre las 20.30 salió el paso de la imagen hacia la calle Real en dirección hacia el Arenal, en esta plaza se congregó  la máxima aglomeración, era el lugar previsto para la ceremonia de coronación, la plaza se encontraba engalanada y  no quedaban balcones y  azoteas por ocupar.

La Virgen de Valme fue coronada  por el entonces cardenal de Sevilla José María Bueno Monreal,  siendo hermano mayor de la hermandad don Manuel Moreno Pérez.  Al acto acudió el entonces Presidente del Gobierno almirante Luis Carrero Blanco, en la que sería una de sus últimas visitas a Andalucía, antes del atentado que le costó la vida.

La Hermandad de Valme fué la promotora de la coronación canónica, de hecho desde bastante años antes andaba detrás de esta idea cuyo principal obstáculo era el económico. Como curiosidad, mencionar la campaña “Oro para tu corona”, en la que las hermanas y devotas de la Virgen de Valme se encargaron de pedir oro por las distintas casas del pueblo para hacer la corona. Cadenas, sortijas, pulseras, pendientes desparejados, cada uno aportó lo que quiso o lo que pudo.

Virgen de Valme

       Para saber más:

  • La coronación canónica de Nuestra Sra. de Valme(1942-1973)/Hugo Santos Gil. Dos Hermanas,1998
  •    http://hemeroteca.abc.es/